¡Descubre por qué las esponjas son animales increíbles!

4.5
(8)

¿Alguna vez has mirado en las profundidades del océano y te has preguntado qué tipo de criaturas viven ahí? Aunque no lo creas, una de las criaturas más fascinantes y misteriosas que encontrarás es la esponja. Las esponjas son un tipo de animal acuático que posiblemente existe desde hace más de 600 millones de años, y tienen algunas características asombrosas que las hacen únicas entre los animales, por ejemplo, no tener sistema nervioso ni órganos. Hoy nos sumergimos en el increíble mundo de las esponjas para contarte algunos de sus asombrosos secretos.

Las esponjas no son simples

Primero, vamos a dejar las cosas claras, porque cuando se habla de esponjas, hay muchos malos entendidos. El malentendido que más me inquieta como esponjólogo y biólogo evolutivo está contenido en la frase con la que comienzan la mayoría de libros de texto de biología: “Las esponjas son animales simples”. Esta distinción no es simple semántica: representa una visión fundamentalmente equivocada de la historia evolutiva. 

La realidad es que no podemos ordenar a los animales de simples a complejos, porque no existe un solo eje de complejidad. Analizarlos todos a la vez resulta muy complicado, y escoger solo uno sería arbitrario. Por ejemplo, antes elegíamos el número de genes en un organismo para decidir su nivel de complejidad. Esto lo dejamos de hacer cuando descubrimos que el maíz tiene 1.6 veces más genes que un humano (32 mil contra 20 mil), y por tanto esta métrica nos dejaba muy mal parados; movimos el argumento hasta encontrar una métrica que nos volviera a dar el título de “el animal más complejo”.

Durante más de un siglo, la evolución temprana de los animales se ha planteado como una escala gradual donde se suele asumir que las especies “simples” son los ancestros de las “complejas”. Esta idea ha persistido a pesar de que los zoólogos han advertido desde hace muchas décadas que los rasgos complejos a menudo desaparecen, lo que significa que una especie puede evolucionar a otra más simple (como es el caso en el proceso de adaptación evolutiva a la vida parasitaria). Esta visión de la escalera, o Gran Cadena del Ser, ha producido una gran cantidad de confusiones, como el describir frecuentemente a algunos animales como «primitivos», «fósiles vivos» o ancestros de otros, aunque se encuentren tan lejos de la base del árbol como todos los demás. Esto es equivalente a decir que tu primo lejano, Juanito, es tu tatarabuelo.

Acercarnos a las verdaderas relaciones de ancestría profunda entre los animales nos ofrece un marco filogenético para estudiar procesos evolutivos. Es decir: uno de los objetivos de los zoólogos es comprender la diversidad de los animales y cómo, a partir de un ancestro común, llegaron a ser tan diferentes como una esponja y una ballena.

Las esponjas están tan alto en el árbol evolutivo como lo estamos nosotros. Todos los organismos tienen una mezcla de caracteres únicos, solo que nos hemos dedicado a estudiar más de cerca a los organismos más emparentados con nosotros. Si lees este blog asiduamente, eres de las pocas personas que reconocen que las esponjas son animales muy complejos. Pero quiero detallar más por qué decimos que son animales y dónde radica su complejidad.

¿Por qué las esponjas son animales?

En pocas palabras, las esponjas presentan todas las características que comparten los animales: desarrollo embrionario a través de blástula y presentan tejidos y epitelios igual que los demás animales. Aunque anteriormente muchos zoólogos consideraban que las esponjas no tienen tejidos verdaderos, esta noción ha cambiado en la última década gracias a análisis más detallados de microscopía electrónica de barrido

Las esponjas también tienen un repertorio genético en común con el resto de los animales, y comparten proteínas clave para la adhesión celular, tales como el colágeno, proteína exclusiva de los animales. Desde el punto de vista bioquímico, las esponjas también sintetizan colesterol, molécula insignia de las membranas de las células animales. Podemos concluir que a pesar de ser sésiles (es decir, que se fijan al sustrato como un coral), y no tener órganos convencionales, las esponjas son definitivamente animales.

Adaptaciones únicas de las esponjas

Las esponjas presentan algunas adaptaciones asombrosas que, como grupo, les han permitido vivir en el océano por cientos de millones de años y sobrevivir a las grandes extinciones masivas. Una de las más notables es su capacidad para filtrar el agua que las rodea a fin de obtener alimento, oxígeno y otros nutrientes. Las esponjas son capaces de absorber y almacenar estos elementos esenciales en sus cuerpos, lo que les permite sobrevivir incluso en los entornos más extremos, como el océano profundo.

Otra adaptación única de las esponjas es su capacidad para reproducirse tanto asexual como sexualmente. Las esponjas pueden reproducirse asexualmente por gemación, que es cuando pequeños trozos de la esponja se desprenden y forman nuevas esponjas. También pueden reproducirse sexualmente liberando espermatozoides y óvulos en el agua, donde acaban uniéndose y formando una nueva esponja. Esta capacidad de reproducirse tanto asexual como sexualmente da a las esponjas la posibilidad de repoblar rápidamente su entorno si las condiciones se vuelven desfavorables.

Reproducción y ciclo vital de las esponjas

Las esponjas tienen un ciclo vital único que comienza con la liberación de espermatozoides y óvulos en el agua; en ocasiones esta liberación de gametos está en sincronía con las mareas, y por ende con la Luna. A continuación, ya en mar abierto, el espermatozoide fecunda al óvulo y el cigoto resultante comienza a desarrollarse hasta convertirse en larva. La larva se adhiere a una superficie dura, como una roca o un coral, y empieza a crecer hasta convertirse en una esponja adulta. 

En algunos casos, incluso hay algún tipo de “cuidado parental” en donde el cigoto se forma dentro de la esponja y el embrión es protegido hasta que la larva pueda salir a buscar un buen lugar para crecer.

Una vez establecida la esponja adulta, empezará a reproducirse asexualmente por gemación. Los brotes se romperán y formarán nuevas esponjas, que continuarán el ciclo de reproducción.

Datos interesantes sobre las esponjas

Si aún no te has convencido de que las esponjas son criaturas fascinantes, te contaré algunas curiosidades. Por ejemplo, ¿sabías que algunas esponjas pueden vivir más de 1000 años? Incluso, se ha estimado que un individuo de la especie Monorhaphis chuni tenía más de 17 mil años al momento en que se colectó una parte de su cuerpo. ¿Y sabías que algunas especies de esponjas pueden superar los 2 metros? Solo como ejemplo, un buzo adulto con todo su equipo podría caber fácilmente dentro de una Xetospongia.

Además, las esponjas pueden producir toxinas que utilizan para defenderse. Estas toxinas pueden utilizarse para ahuyentar a los depredadores, e incluso se ha descubierto que algunas especies producen compuestos con propiedades medicinales.

Otra propiedad curiosa de las esponjas es que sus células pueden ser separadas por un tamiz, y si están lo suficientemente cerca, estas células pueden unirse para regenerar la estructura de la esponja. Incluso si se toman dos esponjas diferentes, y se destruyen con un tamiz mezclando sus células, cada célula es capaz de reconocer a sus compañeras y reorganizarse para formar dos esponjas distintas sin que se mezclen sus células. Este fenómeno se debe a que las células de la esponja tienen la capacidad de reagruparse de forma selectiva mediante mecanismos de adhesión celular y comunicación química.

A pesar de ser organismos sésiles, las esponjas tienen la capacidad de desplazarse. Esta habilidad fue descubierta mediante la observación de esponjas que habitan en aguas profundas, donde el sedimento permanece inalterado durante largos períodos de tiempo. Las esponjas se mueven mediante una secuencia de remodelación corporal. Las espículas, que forman parte de su esqueleto interno, se extienden y se adhieren al sustrato delante de la esponja. Luego, se retraen hacia el cuerpo de la esponja, de manera que la esponja es arrastrada hacia adelante, hacia las espículas ancladas y a través de ellas. Durante este proceso de locomoción, se produce la pérdida de algunas espículas, que se descartan en forma de una estela de escombros que evidencia el desplazamiento de estos individuos. Es importante destacar que este movimiento es muy lento, no superando los 4 mm por día. ¡Imagina que para moverte tuvieras que dejar un poco de tus huesos en el suelo!

Los estudios genéticos han demostrado que las esponjas tienen una enorme cantidad de genes, algunos incluso compartidos con organismos mucho más «complejos» como nosotros. Esto confirma que las esponjas son mucho más complejas de lo que se pensaba originalmente y que descubrir los rasgos comunes a todos los animales nos da una buena visión de la evolución temprana de las esponjas.

Todo muy lindo, pero ¿Por qué me deberían importar las esponjas?

Ya vimos que las esponjas son clave para entender nuestra propia evolución, y eso ya las hace importantes. Pero además, las esponjas son una parte vital del ecosistema oceánico y ofrecen muchos beneficios al medio ambiente. Por ejemplo, actúan como filtro, eliminando contaminantes del agua, controlando el exceso de poblaciones bacterianas, reciclando nutrientes y ayudando a mantener un entorno saludable para los demás habitantes del planeta. 

De manera más directa las esponjas también sirven de hábitat a otras criaturas marinas, como peces, moluscos y crustáceos. Proporcionan un refugio a estos animales y también ayudan a mantener un ecosistema equilibrado.

Por último, las esponjas son una valiosa fuente de alimento para muchas especies, incluyendo a las tortugas marinas, cuyas poblaciones están amenazadas. Esto ayuda a garantizar que estos animales tengan una fuente fiable de alimento, y también ayuda a mantener una cadena alimentaria sana.

Los humanos también hacemos uso extenso de las esponjas. Desde usarlas directamente para el aseo, hasta para inspirarnos en su bioquímica para obtener compuestos bioactivos y fármacos novedosos para tratar enfermedades desde el bocio hasta el cáncer.

Para concluir, quiero dejarlos con la idea de que las esponjas son criaturas increíbles y misteriosas, y sus adaptaciones y características únicas las convierten en una parte importante del ecosistema oceánico. Es importante que pongamos de nuestra parte para conocer la importancia de las esponjas y garantizar que puedan seguir prosperando en el océano, del cual dependemos todos. Así que la próxima vez que estés en la playa o explorando el océano, deja de lado momentáneamente a los peces coloridos y tómate un minuto o dos para apreciar las increíbles esponjas. Estos animales complejos están llenos de esponjosos secretos que las convierten en una parte esencial del ecosistema oceánico y planetario.

¿Quieres saber más?

Dunn, C. W., et al. (2015), «The hidden biology of sponges and ctenophores«, Trends in Ecology & Evolution, 30 (5): 282-291.

Dufourc, E. J. (2008), «Sterols and membrane dynamics«, J Chem Biol., 1 (1-4): 63–77.

Morganti, T. M., et al. (2021), «In situ observation of sponge trails suggests common sponge locomotion in the deep central Arctic«, Current Biology, 31 (8): 359-373.

Jochum, K. P. et al. (2017), «Whole-Ocean Changes in Silica and Ge/Si Ratios During the Last Deglacial Deduced From LongLived Giant Glass Sponges«, Geophysical Research Letters, 11: 555-564.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este artículo...

¡Compártelo con tus amigues!

Siento que este artículo no te haya gustado...

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Autor

  • Juámas

    Soy biólogo, nacido en Ecuador pero egresado de la Facultad de Ciencias de la UNAM, en México y Oaxaca es mi lugar favorito del planeta Tierra.

    Ver todas las entradas

2 comentarios en “¡Descubre por qué las esponjas son animales increíbles!”

  1. Si son seres impresionantes,
    cuáles son los peores enemigos de las esponjas??? el cambio climático también les ha afectado de alguna forma??

    1. Si te refieres a otros organismos, en el mar hay una guerra constante por tener espacio, un sustrato firme. Las esponjas luchan por espacio con otras esponjas, con corales… también recientemente han habido virus y enfermedades que las afectan en gran número, pero esto puede deberse a los cambios en el océano en temperatura y acidez provocados por el cambio climático.
      Diría que la pesca de arrastre también es un gran riesgo para las esponjas, aun si sucede a kilómetros de distancia se genera sedimento que tapa sus conductos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido