5
(1)

El material genético de todos los seres vivos está codificado en la molécula del ácido desoxirribonucleico (DNA, por sus siglas en inglés). Pero hay otra familia de moléculas que recientemente, debido a la pandemia,  han tenido mucho eco en la cultura popular: el ácido ribonucleico, o RNA por sus siglas en inglés. Resulta que hay un tipo peculiar de RNA que podría tener un gran impacto en la medicina en los años venideros, los microRNAs.

Los microRNAs o también llamados miRNAs, son moléculas pequeñas de RNA que están constituidas por aproximadamente 22 nucleótidos. Fueron descritos inicialmente por el grupo del Dr. Victor Ambros en 1993, en cuyo extraordinario trabajo se elucidó la presencia de una secuencia corta de RNA capaz de regular la expresión proteica. A partir de este descubrimiento, el estudio de los miRNAs abrió un campo de investigación que ha permitido dilucidar mecanismos en diversos procesos biológicos normales y de manera especial en procesos patológicos, es decir se abrió un nuevo panorama en el estudio de la biología molecular.

Particularmente en cáncer, uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial, la participación de los miRNAs ha sido ampliamente estudiado y ha permitido comprender múltiples mecanismos en los cuales los miRNAs son fundamentales en la fisiopatogénesis de la malignidad.

Un estudio muy interesante en Leucemia, un subtipo de cáncer, indicó que la pérdida del cromosoma 13q14 ocurrida en un alto porcentaje de los pacientes, se reflejaba en la pérdida de los miRNAs 15 y 16, a su vez estos miRNAs son los responsables de la regulación negativa, es decir de evitar la expresión, de otros genes denominados “oncogenes” debido a su rol como promotores del cáncer, describiendo así la participación de los miRNAs en el desarrollo del cáncer.

Finalmente, un punto muy interesante es que los microRNAs forman parte de lo que anteriormente se denominaba “Junk DNA” o “ADN basura”, este DNA era nombrado así debido a que en su secuencia no contenía genes codificantes para proteínas, sin embargo, como se ha visto al menos con los microRNAs, tiene un papel fundamental en los procesos biológicos y procesos patológicos. 


¿Quieres saber más?

Lee RC, Feinbaum RL, Ambros V. 1993. The C. elegans heterochronic gene lin-4 encodes small RNAs with antisense complementarity to lin-14. Cell. Dec 3;75(5):843-54. doi: 10.1016/0092-8674(93)90529-y. PMID: 8252621.

Pekarsky, Y., & Croce, C. M. 2015. Role of miR-15/16 in CLL. Cell death and differentiation, 22(1), 6–11. https://doi.org/10.1038/cdd.2014.87

  • Artículos
Mario Morales Contributor
Colaborador en La BioZona

Me llamo Mario, soy mexicano y soy Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente me dedico al estudio del cáncer desde un punto de vista molecular, enfocado en la búsqueda de biomarcadores y blancos terapéuticos así como en la señalización molecular en malignidades hematológicas. 

En mis intereses académicos está la descripción de mecanismos responsables de la fisiopatogénesis del cáncer y el uso de nuevas técnicas moleculares para el tratamiento del mismo.

Tengo varias aficiones científicas entre las que se encuentran la astronomía, física teórica, fisiología humana y patología. Más allá de la ciencia, soy fan de Salvador Dalí y Remedios Varo.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este artículo no te haya gustado!

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15585

¡Oye espera! Ahora puedes...

Suscribirte a nuestra lista de correos,

así estarás al tanto de las últimas novedades.

Ir arriba