4.8
(16)

Hablar de la mierda es uno de los temas más asquerosos y repugnantes que puedan ponerse sobre la mesa. La mierda debe estar bien lejos de nosotros, la colocamos en un inodoro con agua limpia, le bajamos la palanca y… ¡glup! Problema resuelto. Pocas veces nos preguntamos en dónde termina la popó.  

Pero no todas las culturas ni en todas las épocas hemos sentido tanto desprecio por nuestros desechos fisiológicos. Entre los mexicas, por ejemplo, los minerales preciosos como el oro se nombraban teocuitlatl, que se interpreta como “excremento de los dioses”. La cuitlatl (excremento) está presente también en otros vocablos del náhuatl como huitlacoche o cuitlacoche, un hongo típico de la gastronomía mexicana, cuyo nombre significa “excremento dormido”. 

El estiércol y la orina humana pueden contener diferentes tipos de patógenos como bacterias, virus, protozoos, helmintos, entre otros; sin embargo, es posible inactivarlos mediante procesos adecuados de tratamiento y así reintegrar tales desechos a los ciclos naturales, e incluso usarlos para fertilizar los suelos. Esta es la propuesta que presentan los fabulosos baños secos, donde la orina se separa del excremento para recibir un tratamiento diferenciado sin utilizar agua. 

El tratamiento de las heces en los baños secos se basa en cuatro factores principales: la baja humedad, la duración del proceso, la elevación de temperatura y el valor de pH. Para deshidratar el excremento, después de cada uso se agrega una mezcla de tierra, aserrín y ceniza de madera u otros materiales disponibles. El tiempo de almacenamiento tiene un rol muy importante, ya que la mayoría de los patógenos mueren naturalmente una vez fuera del cuerpo humano, y entre más tiempo dure el tratamiento, más patógenos mueren por la deshidratación e incremento de temperatura y de pH. El aumento de temperatura se genera por la actividad microbiana durante la descomposición y puede superar los 40° o 50°C, contribuyendo a reducir gran parte de los patógenos que pudieran estar presentes. Por último, un valor de pH mayor que 9 reduce significativamente la carga de patógenos, lo cual se consigue con la adición de material alcalino como la ceniza de madera. 

Por acción de dichos factores, al momento de retirar los desechos del baño seco la carga de patógenos es muy baja. Es entonces que el material pasa a un proceso de compostaje que se puede realizar a pequeña escala, aunque también existen proyectos que lo llevan a cabo en una escala mayor. El producto final es un fertilizante muy rico en nutrientes, recomendable para abonar árboles frutales y otras plantas. Por si fuera poco, al reintegrar el producto al suelo, se contribuye con la captura de carbono y de esta forma con la mitigación del cambio climático. 

Ante la creciente escasez de agua, el baño seco se torna una alternativa muy prudente para atender nuestros problemas de mierda. Existen numerosas iniciativas para promover el uso de los baños secos, e incluso empresas que ofrecen el servicio de recolección y tratamiento de los desechos, sobre todo en zonas rurales y periurbanas que carecen de un sistema de saneamiento. Sin embargo, uno de los principales retos es enfrentar la estigmatización y el tabú que existe en torno a la mierda. 

¿Y tú qué opinas? ¿Le darías una oportunidad a tu popó?

¿Quieres saber más?

Dabbah, F.A., et. al. (2015), “Sistemas de saneamiento seco, baño seco”, San Martín: Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), 1a ed, p. 142.

Usando excrementos humanos como fertilizantes

Excrementos humanos para la agricultura y el medioambiente en México

  • Artículos
Evatsin Contributor
Colaboradora en La BioZona

Soy Ingeniera Agrónoma por la Universidad Autónoma Chapingo. Trabajo en proyectos de adaptación y mitigación del cambio climático a través de la producción sostenible y conservación de la naturaleza. Aprovecho cada oportunidad para recordarte que debes reducir tu huella ecológica.

Tengo interés en la agroforestería, la recuperación de ecosistemas tropicales y el estudio de estrategias para lograr la sostenibilidad de los sistemas socioecológicos.

Nací en Papantla, soy aficionada a la vainilla, seguidora del trabajo periodístico de J.C. Bodoque y de los documentales de animalitos.

follow me

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 16

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este artículo no te haya gustado!

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

1 comentario en “Este texto es de pura mierda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15585

¡Oye espera! Ahora puedes...

Suscribirte a nuestra lista de correos,

así estarás al tanto de las últimas novedades.

Ir arriba
Ir al contenido