5
(1)

La pregunta de qué es primero, si el huevo o la gallina, ha captado mi interés desde que la escuché por primera vez en la primaria. Recuerdo que mi primer pensamiento fue: ¿eso qué tiene de relevante? La vida es un ciclo sin fin, ninguno fue primero. La pregunta me resultaba llanamente absurda. Pero si jugamos un poco con la pregunta, y extrapolamos hasta la primera célula, la vida no podría ser un ciclo sin fin, pues tuvo un origen. Tuve que estudiar biología para poder responder esta y un sinfín de otras preguntas, cuyas respuestas yacen en la raíz propia del sentido de la vida.

Por mucho tiempo esta pregunta era usada para ejemplificar un catch-22. Es irresoluble porque se necesita un huevo para producir una gallina, y se necesita una gallina para producir un huevo. No hay un mecanismo que produzca alguno de los dos sin la necesidad del otro; de la nada… ¿O si lo hay?

El huevo amniota es el huevo que producen los tetrápodos y que, a diferencia del huevo de los peces y anfibios, consta de cuatro estructuras llamadas corion, alantoides, amnios y saco vitelino. Crédito: www.brutal.org.es

En los últimos años se ha popularizado una de las respuestas. Usando las herramientas de la cladística o sistemática filogenética (palabras rebuscadas que se le dan a la rama de la biología que estudia cual es la mejor manera de clasificar a los seres vivos) se concluye que la biología “claramente” dice que el huevo fue primero, pues apareció antes que las gallinas.

Árbol filogenético que muestra que el huevo amniota aparece antes que el último ancestro en común de las aves y los cocodrilos. Crédito: Shykoff y Widmer, 1998.

Esta respuesta suena razonable y deja tranquilo hasta a los más escépticos. Al inicio, y siguiendo ciegamente las enseñanzas de la cladística, yo también estaba convencido de su validez. Pero como me encanta sobrepensar las cosas, me he percatado de que esa respuesta es engañosa. La diferencia es muy sutil, pero está implícita en la pregunta tal cual está definida. Claramente se refiere a si lo primero fue el huevo de gallina o la gallina. No se refiere a si lo que fue primero fue el huevo amniota o la gallina, que es lo que la cladística en realidad nos está diciendo.

Quiero exponer mi punto de vista. Recordando la paradoja de Sorites y aplicándola a diferentes escalas de la evolución, he vuelto a la conclusión de que la pregunta es irresoluble y que carece de sentido. La pregunta tal cual está redactada parece partir de un desconocimiento de la naturaleza del proceso evolutivo. En particular la pregunta clave es: ¿cuál es la unidad de la evolución? O dicho de otra manera ¿Qué es lo que evoluciona?

Lo que evoluciona es la población, no el individuo y ni siquiera la especie. Las poblaciones de una especie evolucionan en otras especies; y cuando todas las poblaciones de la especie ancestral desaparecen, entonces se dice que la especie está extinguida.

Ahora ponte cómodo, porque vamos a hacer un experimento mental.

Primero, pon tu mente en blanco. Ahora imagina una gallina en su hábitat natural en el sudeste asiático ¿Cómo llegó hasta aquí esta gallina? Para responder esto tenemos que ir hacia atrás en el tiempo.

Deja ir tu mente, imaginando generación tras generación de gallinas. Al principio no parece que nada esté cambiando. Los progenitores se parecen a su descendencia. Pero si aceleramos varios miles de años, podemos observar cómo en cada generación se van perdiendo gradualmente los rasgos propios de Gallus gallus domesticus, y nos acercamos a los rasgos de Gallus gallus. Para ser justos, no hay demasiada diferencia en su apariencia.

Podemos seguir viajando hasta el ancestro del género Gallus, pero ya se empieza a notar el problema: el proceso evolutivo es continuo. Volvamos a invocar a la paradoja de Sorites: ¿A partir de qué generación una especie se convierte en otra? Actualmente, no contamos con una metodología objetiva para decidir esto, y es posible que no exista. Después de todo, las especies son delimitaciones arbitrarias del continuum filogenético. La especie es una metáfora (o herramienta, o concepto) muy útil para los biólogos, pero cuyas fronteras se difuminan en la profundidad del tiempo geológico.

En la visión tradicional, si partimos de una población de gallinas ancestrales y viajamos 8 mil años hacia atrás en el tiempo, encontraríamos a la primera gallina doméstica. Pero recordemos que lo que evolucionan son las poblaciones y no los individuos. Generalmente, y sobre todo en organismos con reproducción sexual, no hay una mutación asombrosa que produzca una nueva especie de una generación a la siguiente. Esto se debe a que, para sobrevivir, una especie necesita un pool genético amplio que solo puede ser contenido en una población de buen tamaño. Lo que en realidad encontraríamos sería una población de gallinas ancestrales con un mosaico de rasgos primitivos (del ancestro del género Gallus) y modernos (propios del género Gallus) pues es muy probable que estos rasgos que conocemos como “de gallina” fueran apareciendo gradualmente y en mosaico.

Para concluir, la cladística nos dice que el huevo amniota apareció antes que Gallus gallus domesticus, pero debido a que el proceso evolutivo es continuo y se da al nivel de población en lugar de individuos, podemos inferir que el huevo de gallina y la gallina fueron evolucionando juntos y gradualmente a partir de una población ancestral. Por lo tanto, definir cuál fue el primer huevo o la primera gallina es una decisión arbitraria.


¿Quieres saber más?

Shykoff, J.A. and Widmer, A., 1998. Eggs first. Trends in ecology & evolution, 13(4), p.158. DOI: https://doi.org/10.1016/S0169-5347(98)01362-7

Lawal, R.A., Martin, S.H., Vanmechelen, K. et al. 2020 The wild species genome ancestry of domestic chickens. BMC Biol 18, 13.DOI: https://doi.org/10.1186/s12915-020-0738-1

Which Came First – The Chicken or the Egg?

https://ebird.org/species/redjun

  • Artículos
Juámas Administrator
Productor en La BioZona

Soy biólogo, nacido en Ecuador pero egresado de la Facultad de Ciencias de la UNAM, en México y Oaxaca es mi lugar favorito del planeta Tierra. Desde siempre he estado interesado en la biología, incluso antes de saber que uno podía estudiar para ser biólogo.

Puedes visualizar mi presentación completa haciendo clic aquí, muchas gracias por seguir mi trabajo <3.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este artículo...

¡Compártelo con tus amigos!

Siento que este artículo no te haya gustado...

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Ir al contenido