Sesgo de género, las mujeres son menos citadas en los trabajos científicos

5
(3)

El sesgo de género, es decir, la expectativa del comportamiento social de acuerdo al género, está presente en nuestro día a día y en diferentes áreas de la humanidad, incluyendo las ciencias. Considerando que el área científica no se excluye de este fenómeno, desde hace algunos años comenzó a estudiarse cómo afectan los sesgos de género en el desarrollo académico, a pesar de que el género no dicta la capacidad de una persona para hacer un buen trabajo u ocupar puestos de liderazgo. 

En el área científica uno de los sesgos que posiblemente afectan de forma directa el crecimiento de las mujeres como investigadoras es la falta de citas a sus publicaciones. Como sabemos, cuando se cita un artículo es porque la información se reconoce como válida. Además, las métricas de qué tan citado es tu trabajo influyen en la solicitud de apoyos para investigación, acceso a plazas de investigación y, en general, al reconocimiento en el área de estudio. 

Dentro de las posibles causas de porqué los artículos publicados por mujeres (ya sea como autor principal o corresponsal) tienen menos citas  se consideran las diferencias de género y el apoyo entre género. Se cree que los hombres son más citados por hombres y viceversa; además, que esta dinámica de citas se extiende a las relaciones sociales, por ejemplo, los grupos de investigación con un líder masculino, suelen estar conformados por un mayor número de estudiantes y colaboradores masculinos. De esta forma, se promueve a un sesgo en aquellas áreas donde las mujeres no están tan representadas, o mejor dicho, en campos dominados por hombres. 

También se ha descrito que el sesgo de género influye en la forma en cómo se escribe, esto es, que de acuerdo a un estudio realizado en 2019, los hombres son más propensos a describir sus hallazgos como “novedosos”, “prometedores”, “innovadores”, “abren paradigmas”. Esto podría considerarse como una estrategia de mercadotecnia, pero también podría asociarse a los roles sociales donde las mujeres deben actuar de forma discreta o son consideradas engreídas, mientras que a la inversa, la percepción apunta a que un hombre sería considerado un buen comunicador. 

Esto es preocupante, por ejemplo, un estudio enfocado a artículos publicados en el área médica encontraron que en aquellos estudios donde el primer autor es una mujer, el número de citas es un tercio menor en comparación con sus pares masculinos; en el caso de los autores de correspondencia esta cifra disminuye un cuarto. Finalmente, si los autores principales y corresponsales son mujeres, el número de citas disminuye a la mitad.

Fig 1. Sesgo de género, las mujeres son menos citadas en los trabajos científicos
Número de artículos citados en el área médica (cinco revistas: Annals of Internal Medicine, British Medical Journal, JAMA, JAMA Internal Medicine y New England Journal of Medicine) en el período 2015-2018. Los datos se tomaron del artículo de Chatterjee, P. & Werner, R. M. (2021). Créditos: Viroloca.

Sin embargo, no todo es tristeza. Cuando se compara la tasa de primeras autoras y autoras de correspondencia entre 2010 y 2020, se ven incrementos de 21% y 8%, respectivamente. Estas son buenas noticias, pues indican que la brecha está disminuyendo. 

Aún así, hay cosas que se pueden mejorar y un buen primer paso es seguir exponiendo estos sesgos y cómo afectan las dinámicas académicas. Debemos presionar para ver más representación femenina, desde más mujeres en conferencias hasta en cargos de líderes académicos, pues solo así lograremos impulsar el deseo de ser científicas en las nuevas generaciones.

Agradecimientos

Agradezco a Evatsin y a Alice por revisar el texto y realizar las correcciones oportunas.

¿Quieres saber más?

Zhou, S., et al. (2024), “Gender homophily: In-group citation preferences and the gender disadvantage“, Research Policy, 53 (1): 104895.

Woolston, C. (2020), “Male authors boost research impact through self-hyping studies”, Nature, 578: 328. 

Timko, K. (2017), “Gender, Communication Styles, and Leader Effectiveness”, Munich Personal RePEc Archive, 77021.

Reardon, S. (2021), “Fewer citations for female authors of medical research”, Nature.

Giannos, P. et al. (2023), “Female Dynamics in Authorship of Scientific Publications in the Public Library of Science: A 10-year Bibliometric Analysis of Biomedical Research”, Eur. J. Investig. Health Psychol. Educ., 13(2): 228-237.

Chatterjee, P. & Werner, R. M. (2021), “Gender Disparity in Citations in High-Impact Journal Articles”. JAMA Netw Open., 4 (7): e2114509.

Extra

Gráfica realizada en R con el siguiente código:

ggplot(data=biozona, aes(x=Fecha, y=Numero.de.articulos.citados, fill=Genero)) +

  geom_bar(stat=”identity”, position=position_dodge())+

  geom_text(aes(label=””), vjust=1.6, color=”white”,position = position_dodge(0.9), size=3.5)+

  scale_fill_manual(values = c(“darkseagreen”,”mediumpurple”))+

  theme_minimal()+facet_wrap(.~Autoria, scales = ‘free_y’)+labs(x = “Año analizado”, y = “Número de artículos citados”)

Datos:

Fig 2. Sesgo de género, las mujeres son menos citadas en los trabajos científicos

Créditos: Viroloca.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este artículo...

¡Compártelo con tus amigues!

Siento que este artículo no te haya gustado...

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido