Vera Rubin: Entre la ciencia y la maternidad

5
(2)

Todas las evidencias que respaldan la existencia de una materia invisible en el Universo provienen de su influencia gravitacional, la cual afecta el movimiento de las estrellas y las galaxias. Este fenómeno fue observado por primera vez a finales de los años 70 por la astrónoma y científica Vera Rubin. Esta materia invisible, mejor conocida como materia oscura, forma parte de uno de los paradigmas más cruciales en el ámbito de la física fundamental, su existencia es esencial para explicar el funcionamiento de nuestro Universo. 

Fig 1. Vera Rubin: Entre la ciencia y la maternidad
Vera Florence Cooper Rubin, astrónoma estadounidense.

Desafortunadamente, este tipo de materia aún no se detecta directamente y su naturaleza y existencia sigue siendo un misterio. Es por esto que observaciones directas de materia oscura serían un evento revolucionario y trascendental en los campos de la física de partículas, la astrofísica y la cosmología.

Después del primer indicativo de la posible existencia de una materia oscura, esta noción no era ampliamente aceptada. Fue a través del trabajo pionero de Rubin en la observación de la rotación de las estrellas alrededor del centro galáctico que se manifestó una diferencia significativa entre las observaciones y las predicciones basadas únicamente en la masa observable. Este descubrimiento marcó uno de los indicios más significativos de la existencia de materia oscura. 

Más allá del gran hallazgo de finalmente confirmar la presencia de una materia misteriosa en el Universo, Vera había hecho algo mucho más significativo para la historia: destacarse como una gran astrónoma a pesar de los desafíos y obstáculos derivados de las barreras de género. En esta entrada, nos propusimos destacar la notable trayectoria de Vera Rubin no solo como científica, sino especialmente como mujer. 

Vera Rubin nació el 23 de julio de 1928 en Filadelfia, Pensilvania, y pasó su infancia viendo las estrellas por su telescopio de cartón y memorizando su posición para colocarlas en un mapa en la mañana. También disfrutaba leer libros sobre el Universo. Trató de entrar en la Universidad de Princeton pero no fue admitida por ser mujer. Posteriormente estudió en la universidad privada femenina Vassar College en Nueva York donde su directora fue Maria Michelle, una astrónoma que trabajaba con observaciones astronómicas y cometas, a la que Vera admiraba mucho.

Durante sus estudios, Vera recopiló los datos de más de 100 galaxias cuyas velocidades respecto a nosotros ya habían sido calculadas por otros astrónomos. También utilizó los datos de Edwin Hubble sobre la expansión del Universo y los comparó con los datos de velocidad de las galaxias que ella calculó. Ella encontró que las galaxias espirales parecen viajar por el espacio más rápido que las demás. Además, sus datos indicaban que las galaxias se encuentran agrupadas. Esto contradecía la idea general de que las galaxias se distribuian de manera aleatoria en el Universo.

Lamentablemente, su trabajo fue recibido con amplias críticas y rechazado en algunas revistas de renombre dentro de la astronomía. Además, ella fue duramente criticada en la conferencia sobre su trabajo a la que asistió acompañada de su hijo recién nacido, incluso apareció en varios periódicos con títulos que la desacreditaban profesionalmente.

Por si fuera poco, Vera tuvo que elegir entre su carrera profesional o cuidar de su familia y seguir a su esposo a Washington donde él tomaría un trabajo nuevo. Aún en la actualidad muchas mujeres se ven obligadas a dejar sus trabajos para estar en casa y la mayoría no retoma su carrera profesional. Incluso las que intentan mantenerse activas profesionalmente se enfrentan con limitantes, críticas, falta de consideración y oportunidades que terminan con su carrera. Afortunadamente, a mediados de 1951, se presentó una oportunidad crucial para Vera. George Gamow, un astrónomo reconocido de la Universidad de Georgetown, expresó su interés en obtener más información sobre su trabajo y posteriormente, le ofreció la oportunidad de realizar un doctorado. 

Después de completar sus estudios, Vera continuó investigando la rotación de las galaxias espirales. Siguiendo la ley de gravitación universal, Vera anticipaba encontrar que girarían con mayor velocidad las del centro galáctico que aquellas en las orillas galácticas. Contrario a sus predicciones, Vera descubrió que tanto las estrellas del centro galáctico como las de las orillas giraban a la misma velocidad. Este hallazgo indicaba que la galaxia constituía el centro de un objeto aún más grande y masivo. Vera había encontrado algo excepcional: la existencia de una materia invisible que rodeaba la galaxia, ejerciendo efectos gravitatorios en la rotación de las estrellas alrededor de su centro. Cuando Vera incorporó esta materia, ahora conocida como materia oscura, en sus cálculos, logró reproducir teóricamente lo que observaba.

Fig 2. Vera Rubin: Entre la ciencia y la maternidad
La medición de la velocidad de rotación de las galaxias en función a su distancia al centro galáctico no correspondía con la teoría. Créditos: La Roñosa.

Después de sus descubrimientos Vera comenzó a ser reconocida y a recibir múltiples premios conforme se fueron acumulando las evidencias a su favor. Vera falleció en el año 2016 a los 88 años, siendo una gran científica e impulsora de las carreras científicas de otras mujeres, invitándolas a dar conferencias importantes y promovió la contratación de mujeres en su área. Ella fue un ejemplo de que una mujer con voluntad, convicción y oportunidades puede tener una brillante carrera académica, ser madre y mantener una vida personal satisfactoria. Cabe señalar que es inspirador conocer e interactuar con personas que realizan las actividades que nos gustaría realizar y que nos motivan a soñar, tener ambiciones y metas. 

Agradecimientos

Las autoras agradecen a Francisco López y a Campos Cuánticos por su ayuda revisando la entrada. 

¿Quieres saber más?

Mitton, J. & Mitton, S. (2022), “Vera Rubin. Una vida“, Shackleton Books, p. 464.

Vera Rubin

La historia de Vera Rubin, la astrónoma detrás del descubrimiento de la materia oscura

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este artículo...

¡Compártelo con tus amigues!

Siento que este artículo no te haya gustado...

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Autores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido