4.9
(12)

La nieve en las montañas resplandecía a la distancia, bajo los rayos del Sol comenzaban a formarse nubes anunciando una tormenta. Había sido un día hermoso y soleado, el calor  se sentía bien sobre mi piel, cuando de repente comenzó a caer la lluvia sobre mi rostro. Caminé unas cuantas cuadras cubriendo mi cabeza con mi bolsa, no faltaba mucho para llegar a mi nuevo hogar, pero la lluvia no dejaba de caer y cada vez era más fuerte.

Me estaba quejando con mi hermana por teléfono, me quejaba del clima tan extraño que habíamos experimentado los últimos días cuando un relámpago se dibujó en el cielo, recuerdo colores azul, quizá blanco e incluso rojo, aceleraron mi corazón cuando dieron paso al tronar del cielo. Jamás había presenciado algo así de cerca, lo vi dibujarse justo sobre mí, brinqué por el susto y cuando me reincorporé decidí correr hacia una cabaña para resguardarme de la tormenta. Después de casi una hora cesó un poco la lluvia, así que decidí seguir mi camino pues no quería seguir sintiendo el fuerte y frío viento. No llevaba chamarra y me estaba congelando, el viento era tan fuerte que ni siquiera el techo de la cabaña me protegía de la lluvia.

Han pasado dos semanas desde que regresé a West Yellowstone, el clima no era lo que había experimentado los últimos dos veranos. Hacía mucho frío y llovía constantemente, las montañas eran adornadas por esa escarcha blanca que tanto “amodio” y los calentadores no eran lo suficiente para calentar la pequeña cabaña donde vivo. Casi toda la semana nos vimos azotados por la lluvia, nunca pensé que la ira de Tláloc llegaba hasta acá. 

Foto tomada por Sfiore. 

Esa noche dormí arrullada por el suave sonido del agua chocar contra el techo, no estoy segura si llovió toda la noche, pero desperté por la lluvia y me volví a dormir con ella. Jamás imaginé lo que vendría, las fuertes y constantes lluvias derritieron la nieve de las montañas, sumando el aumento de la temperatura del verano, la cantidad de agua fue más que la que la montaña, los ríos Gardner y Yellowstone pudieron soportar. Comenzaron los deslaves,  arrasaron con árboles, rocas y todo a su paso, entre ello, a la carretera que va a un lado del río Gardner, la cual nos lleva a Gardiner; pueblo en el que se encuentra la entrada a la zona noroeste del parque Nacional, la primera en ser creada. 

Gardiner es un lugar increíblemente lindo en donde los animales se sienten con la confianza de bajar del bosque y alimentarse de los árboles del lugar. Este quedó completamente aislado por varios días, sin agua potable ni electricidad, conectado al exterior solo por helicópteros. Mientras que en el parque más de 10,000 visitantes y staff comenzaban a evacuar, algunos quedaron atrapados al caer los puentes, siendo rescatados por botes inflables. Los ríos desaparecían las calles del parque, en algunas zonas los autos estaban prácticamente cubiertos por el agua, cientos de casas fueron afectadas, el río crecía y crecía. Las cabañas asentadas a las orillas del río sufrieron las consecuencias primero, la tierra debajo de ellas comenzaba a desmoronarse como una galleta sumergida en leche; una gran cabaña quedó flotando y cayendo posteriormente al río, siendo desplazada por largo tiempo por las aguas como si de una hoja de papel se tratara, de igual forma se llevó los puentes de algunos pueblos aledaños y en el mismo parque. 

Imagen tomada de FOX Weather.

imagen tomada de Daily Mail.com.

Las rocas de la montaña comenzaron a caer hacia la carretera, algunas a punto de golpear autos que trataban de salir del lugar, convirtiéndose todos en testigos de algo que dejará huella en la historia: una de las peores inundaciones en los últimos 100 años estaba tomando lugar.

A pesar de ser algo inesperado por los turistas, es algo que ha sido previsto desde hace tiempo por investigadores de cambio climático con base en Yellowstone (aunque no esperaban que sucediera éste año), las lluvias han mostrado un incremento considerable cada primavera desde 1950, mientras que en invierno ha disminuido la cantidad de nieve año con año. Siendo uno de los comentarios que recibí en mi primera semana de nevadas (hace dos años) por parte de varios de los residentes de West Yellowstone, entre ellos el señor Ron S. quien ha vivido gran parte de su vida en éste hermoso lugar, comentó que la nieve que recibimos ese año no era ni la mitad de lo recibido el año anterior. Fue algo que realmente me alarmó debido a que la cantidad de nieve que vi para mí, una mexicana perdida en W.Y., era muchísima. Imaginarme que mínimo había disminuido el doble se me hizo algo realmente aterrador, ¿qué le estamos haciendo al planeta? Por ahora se ha observado que todos los Parques Nacionales en US, están sufriendo de algún modo, desde sequías, incendios y, aquí, días antes de las inundaciones se observó un río atmosférico, el cual dejó una gran cantidad de lluvia caer sobre Wyoming y Montana. A pesar de lo que la gente observa respecto a la nieve, este año la cantidad de nieve fue un poco más que la del año pasado, haciendo que los suelos de las montañas ya estuvieran húmedos, la lluvia fue sólo “la gota que derramó el vaso” o la gota que desbordó el río.

La nieve se derrite antes de tocar el suelo, las lluvias incrementan, la nieve acumulada se derrite más rápido por las altas temperaturas y la interacción de la lluvia… Hemos aprendido sobre calentamiento global en todos los niveles académicos, pero era la primer vez que yo lo veía en otro ambiente y ahora con las inundaciones lo veo desde otra perspectiva, la perspectiva que conoció lo que para ella era “Narnia”, para otros era el Nevado de Toluca (sin ofender al Nevado, es hermoso también, solo es una referencia). 

Hegben Lake con niveles inusuales de agua. Al fondo, las montañas muestran el camino que comenzó a tomar la nieve al derretirse. Foto por Sfiore.

La temperatura sigue derritiendo los glaciares y la duda sigue siendo: ¿cuánto tiempo nos queda para gozar lugares como Grand Teton, Glacier National Park y muchos más alrededor del mundo. ¿Cuánto nos queda para tratar de postergar un poquito todo lo que conlleva el calentamiento global?

Mientras tanto nuestras preocupaciones se enfocaban en los siguientes letreros:

“Todas las entradas y caminos están temporalmente cerrados debido a condiciones extremadamente riesgosas producto de las recientes inundaciones”, estos fueron algunos de los anuncios que leyeron a su llegada miles de visitantes éste 14 de junio del 2022, El parque Nacional de Yellowstone se vio en la necesidad de evacuar a sus visitantes y residentes en menos de treinta minutos después de 34 años de no haber cerrado sus puertas (la última vez se debió a un incendio en 1988).

En este video podrás ver un poco más de lo sucedido. 

Y “el colmo de los colmos” es que estamos viviendo un aniversario opacado; el primero de marzo de 1872 es una fecha de gran importancia para cualquier amante de la naturaleza y los parques nacionales. Aquel día,  el presidente Ulysses S. Grant de los Estados Unidos de América firmó el National Park Protection Act, y con esto el primer parque nacional del mundo nació. ¡Este año es el cumpleaños 150 de Yellowstone National Park!

Anuncio de conmemoración en el Museum of the Yellowstone. Foto tomada por Sfiore.

Parecía ser una de las mejores temporadas del parque Nacional, a sus 150 años de apertura, visitantes de todo el mundo llegaron con la promesa de un verano espectacular, buscando observar la grandeza que ofrece éste supervolcán e ir “Disfrutando Yellowstone antes de que estalle” a cada paso dado, las tiendas se llenaron de recuerditos como posters, playeras, pins, peluches, gorras, stickers, llaveros… ¡En fin! Muchas cosas referentes a ésta importante fecha, los pueblos aledaños al parque nacional estábamos listos para recibir a todos los turistas que vendrían a celebrar con nosotros ésta fecha de calendario, lo que no sabíamos, es que no podríamos gozar gran parte de ésta maravilla éste verano. Lo que debió ser una gran celebración se ha convertido en uno de los momentos más tristes de la historia del parque Nacional. A inicios de temporada alta miles de turistas han cancelado sus viajes, lo cual tendrá un alto impacto en los negocios de los alrededores.

Han pasado ya varios días desde que sucedieron éstos hechos, West Yellowstone es uno de los pueblitos hacia los que migraron muchas personas que se quedaban en el parque, los hoteles, restaurantes, museos, el cine, todos los lugares abiertos al público se abarrotaron, los visitantes no sabían ya que hacer para aprovechar esas vacaciones arruinadas que planearon con tanta ilusión, algunas de las cosas que me han hecho “sentir feo”  es que en el museo  en donde trabajo, algunos turistas me han preguntado sobre la fecha de apertura completa del parque y tristemente les tengo que informar que no va a suceder durante esta visita. Me he sentido triste al ver la desilusión en su mirada, llegué a ver familias enteras llenas de frustración, tristeza y enojo (algunos visitantes con los que hablé vinieron de Hungría, China, Colombia, Holanda y México, entre otros). Pero a la vez sé que esto es sólo producto y el inicio de algo que hemos provocado nosotros mismos. 

El curso del río ha cambiado, el de esta temporada y el de muchas más adelante también. El cambio climático es un problema ya sin vuelta atrás, pero es algo que aún podemos retrasar un poco, depende de que todos pongamos un granito de arena.

Por ahora las declaraciones que ha dado el staff del Parque afirman lo que muchos ´locales´ nos temíamos; (¡sí, ya me siento Montanan, Yehaw!) la zona norte del parque estará cerrada hasta nuevo aviso, probablemente hasta octubre. La entrada de West Yellowstone ha vuelto a abrir sus puertas, pero se prevé que no podrán recibir a todos los visitantes, lo que tratarán de regular mediante reservaciones o asignando días de entrada basándose en el número de placa del auto (algo que ha irritado a muchos visitantes pues muchos sólo vienen por un día o dos y no han podido acceder).

Imagen tomada de National Park Service.

Investigadores aún buscan confirmar que la causa de estas inundaciones han sido el cambio climático, pero mientras tanto, no queda más que tratar de reducir nuestra huella ecológica antes de que perdamos para siempre todos los glaciares entre muchas más cosas.

Y hasta nuevo aviso les contaré anécdotas y facts del Parque Nacional de Yellowstone de visitas pasadas a aquellas zonas a las que no podemos acceder ahora. Por el momento “sólo queda en mi memoria” y en futuras notas.

Les comparto uno de los videos que compiló muchos de los eventos descritos en esta entrada. 

Si deseas ayudar a las familias afectadas de la localidad de Gardiner haz click en el siguiente link:

Loss of home in Gardiner, MT after major flood

¿Quieres saber más?

Yellowstone flooding: Why is it happening now?

Birth of a National Park

Catastrophic Flooding in Yellowstone

The latest on extreme weather in the US

Flooding Chaos in Yellowstone, a Sign of Crises to Come

  • Artículos
Sfiore Contributor
Colaboradora en La BioZona

Estudié Biología en la Facultad de Ciencias, UNAM; paleontología y geología son las áreas que más me gustan; he vivido en lugares de gran importancia geológica y eso me hace muy feliz, actualmente vivo en Montana, muy cerca del Parque Nacional de Yellowstone, un sitio que creí nunca lograría ver con mis propios ojos y ahora heme aquí. 

Mi pasatiempo favorito es salir a pasear con mis perritas en búsqueda de hongos. 

follow me

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este artículo no te haya gustado!

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿Cómo puedo mejorar este artículo?

4 comentarios en “I’m not singing in the rain 🎶: Yellowstone bajo la lluvia… ¿Del cambio climático?”

  1. Me encanto el artículo y como va desarrollando todo el contenido. Es muy interesante y me puso a reflexionar sobre la situación que estamos viviendo en la actualidad con respecto al calentamiento global.
    También muchas felicidades al Yellowstone National Park y a todo el personal que lo mantiene lleno de vida en este su 150 aniversario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15585

¡Oye espera! Ahora puedes...

Suscribirte a nuestra lista de correos,

así estarás al tanto de las últimas novedades.

Ir arriba
Ir al contenido